Murió el hombre que defendió a su esposa de una entradera

Mariano Sartorato (36) fue baleado en la cabeza el mismo día que su hijo festejaba sus 5 años.

Mariano Sartorato (36), el hombre baleado en una entradera en José Mármol, y su esposa Carolina.

“Hoy iba a ser un día inolvidable lleno de felicidad, para festejar en familia el crecimiento de ese pequeño hombrecito que te diplomó como papá. Iba a ser un día de risas pero una mano asesina empuñando un arma convirtió esas risas en llanto”. El golpe para la familia Sartorato, según posteó una amiga en Facebook, llegó en el momento menos esperado. El martes estaban por festejar el cumpleaños de uno de sus hijos cuando fueron víctimas de la inseguridad. Tres ladrones abordaron a Carolina y a su hijo cuando llegaban a su casa en José Mármol. Su esposo Mariano (36) trató de ayudarlos pero recibió un balazo en la cabeza. Estuvo internado en gravísimo estado en una clínica de Temperley y murió en las primeras horas del jueves.

Policiales, Mariano Sartorato (46), junto a su esposa y sus dos hijos. Le pegaron un tiro en la cabeza al defender a su mujer de una entradera en José Mármol.

Por este caso, sus familiares y amigos organizaron una marcha en reclamo de justicia y seguridad en la esquina de Bynnon e Irigoyen, a dos cuadras de la estación de trenes de José Mármol. Y los mensajes para despedir a Mariano en las redes sociales fueron el testimonio de la conmoción que causó su partida.

Por el caso fue detenido Osvaldo Pintos (66), un ciudadano uruguayo que había recuperado la libertad hace menos de tres meses. Pintos dejó la cárcel de La Plata el pasado 23 de junio, luego de cumplir una condena de casi tres años por robo agravado. Entre sus antecedentes penales también se cuentan otros dos robos, en 2002 y en 2008, todos en la localidad de Quilmes.

Osvaldo Pintos (66), uruguayo. El 23 de junio salió de la Unidad Penal 9 de La Plata, por robo agravado. Ahora lo detuvieron por intentar matar a un hombre en una entradera en José Mármol.

Según informaron fuentes judiciales, los dos ladrones que lo acompañaban en la salidera que le costó la vida a Sartorato eran mucho más chicos que Pintos: se cree que tienen entre 25 y 30 años y seguían siendo buscados por la Policía.

Sartorato trabajaba en la empresa Hewlett Packard. Estaba casado con Carolina García y tenían dos hijos.

El hecho ocurrió el martes, en el domicilio familiar ubicado en Frías al 2600, en el partido de Lomas de Zamora. La mujer de Sartorato, Carolina García, llegaba con su hijo de 5 años a bordo de una camioneta Dodge Journey.

Al momento de entrar a su domicilio, un Citroën Picasso con tres ladrones a bordo (entre ellos Pintos) intentaron robarle, pero la víctima se resistió y reclamó ayuda a los gritos. Al escuchar el pedido de auxilio, Sartorato y su cuñado salieron a la calle y corrieron a los asaltantes. Dos de ellos alcanzaron a escapar en el Citroën, pero Pintos fue alcanzado por los dos hombres y forcejeó con ellos. Al ver que era golpeado y reducido en el suelo, el asaltante sacó un arma y le disparó en la cabeza a Sartorato. La víctima fue trasladada a la Clínica Juncal de Temperley con un balazo que ingresó en la zona de la frente, del lado izquierdo, sin orificio de salida.

Jorgelina, una amiga de la familia, lo despidió así: “Tengo un dolor muy grande por tu partida. Te vamos a extrañar muchísimo Marian. Fuiste una gran persona, tengo el corazón destruido. Todavía no puedo entender. Caro, hermana mía. Te voy a sostener siempre, nunca vas a caer, vamos a pasar juntas esta pesadilla. Te amo”.

Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
Lo que acabo de ver es..
  • Raro
  • Asqueroso
  • Divertido
  • Interesante
  • Emotivo
  • Increible

Deja Tu Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*